#SiempreCuidandoDeTi

¿Qué es la gastritis (dispepsia)?

¿Qué es la gastritis (dispepsia)?

Entendemos por dispepsia o síndrome dispéptico, como cualquier dolor o molestia persistente, aunque también puede ser aguda, localizada en la parte central de la mitad superior del abdomen (“boca del estómago”). La conocemos como gastritis o reflujo.

Cuando hablamos de molestia nos referimos a una situación incómoda desgradable y no dolorosa que puede incluir uno o más de los siguientes síntomas:

  • Saciedad precoz: Sensación de que el estómago se llena demasiado pronto y que impide al paciente acabar de comer.
  • Plenitud: Sensación de persistencia en el estómago por digestión lenta.
  • Dolor abdominal: Sensación de dolor o ardor en la parte superior del abdomen (“boca del estómago”)
  • Náuseas: Sensación de mareo y ganas de vomitar.
  • “Agriera”: Es la sensación de ardor en el tórax y en la garganta, como si se sintiera que se devuelve la comida o el contenido del estómago.

Como cualquier enfermedad o síntoma, tiene pautas de manejo farmacológico (con medicamentos) y no farmacológico. Las medidas que te describiremos son las no farmacológicas, esto pues son la primera línea de manejo de estos síntomas. Lo que debemos hacer si tenemos dispepsia es lo siguiente (por supuesto te sugerimos que consultes a tu médico si hay persistencia de los síntomas):

  • Realizar ejercicio físico de forma regular pero evitarlo después de comer.
  • Mantener unos buenos hábitos de sueño.
  • No acostarse inmediatamente después de comer o cenar.
  • Elevar la cabecera de la cama unos 15-20 cm.
  • Evitar el sobrepeso.
  • No usar prendas ajustadas en la cintura.
  • Aumentar el número de ingestas diarias repartiendo la ingesta calórica entre todas ellas.
  •  Evitar comidas copiosas.
  • Comer lentamente, cuidando la masticación de cada bocado.
  • Evitar o reducir la ingesta de aquellos alimentos que empeoren los síntomas: frituras, salsas, especias y embutidos, legumbres, bebidas gaseosas, frutas muy ácidas, mantequilla, margarina, frutos secos, y aquellos alimentos que cada paciente detecte que empeoran su propia patología.
  • Reducir el consumo de alcohol y bebidas estimulantes. 
  • Evitar el uso de bebidas oscuras como café, té, vino o chocolate.
  • Disminuir el consumo de carnes rojas.
  • Evitar el tabaquismo.
  • Evitar el uso de medicamentos con un gran potencial lesivo gástrico: AINEs (naproxeno, ibuprofeno, meloxicam y afines), corticoides (como la predinisolona), teofilina, bifosfonatos, nitratos. Si no puede suspenderse su administración, asociar a un medicamento con acción protectora (omeprazol, ranitidina, entre otros).
  • Evitar la goma de mascar (chicle).
  • Evitar en lo posible los medicamentos que desencadenan el reflujo (antagonistas del calcio, diazepam, alprazolam, morfina, barbitúricos, dopamina, alendronato, progesterona, anticonceptivos orales, antagonistas alfa y beta adrenérgicos y anticolinérgicos).

A nosotros nos encanta que nos escribas tus comentarios, tus dudas o nos escribas acerca de temas de los cuales quieres que hablemos. Escríbenos al correo info@especialistasencasa.com o al whatsapp +573005690826.

Especialistas en Casa
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.